Posted on

Moda y sexualidad

Moda y sexualidad

la Moda y sexualidad, si partimos del punto de vista de que todo individuo debe tener una identidad de género, digamos su identidad de género, entonces entendemos los modelos utilizados en la publicidad para el uso de determinados productos, fomentando la identificación con una determinada imagen.

Y es por eso que la moda contiene claramente la expresión sexual, ya que utiliza patrones sexuales específicos, lo que ayuda a promover la identidad adquirida al comprar bienes. Además de utilizar la imagen de una mujer como artículo sobre sexo, haz un gancho para colocar diferentes tipos de mercancías.

El uso de imágenes de mujeres atractivas y sexys para promocionar diversos artículos, como se observa en los medios masivos de comunicación, tiene un impacto en el contexto de una sociedad en la que el medio cultural siempre mantiene actitudes hostiles y opresivas en diferentes manifestaciones que caracterizan el desarrollo psicológico. de cada individuo. Las agencias de publicidad encontraron perfectamente un campo que podían explotar hasta sus fines, conformado por los deseos, impulsos y fantasías sexuales, permitiéndoles ser utilizados en la publicidad para el reconocimiento temprano de su lanzamiento.

La moda no escapa a este contexto, en la técnica publicitaria que utiliza imágenes sexys y atractivas para convencer a un gran número de usuarios a consumir un producto, que es su expresión más típica y es la máxima manifestación de la forja social.

Una parte importante de la publicidad es el uso de la imagen de la mujer como objeto sexual para fomentar la lujuria en los hombres, a quienes se les presenta la sexualidad femenina como la característica más importante de y para la mujer. El contenido de los medios generalmente difunde la imagen de la mujer como un objeto sexual, con el fin de gratificar a los hombres, de acuerdo con el carácter desviado de nuestra cultura.

Debido a que la moda es el resultado de un conjunto de campañas publicitarias que difunden la imagen de hombres y mujeres, en las que la modelo es ante todo una mujer atractiva y sexy, sus acciones están rodeadas de un aura sexual.

El uso de la mujer como objeto sexual es evidente en el contenido de los mensajes comerciales, contribuyendo a la creación de imágenes principalmente de mujeres, que son literalmente vendidas como parte de la etiqueta de los diversos consumibles. Por ello, el sexo es uno de los rasgos destacados que rodean a las últimas creaciones o “gritos de moda”.

La moda femenina se presenta en este contexto como un conjunto de mensajes incrustados en campañas publicitarias reales destinadas a difundir estereotipos de la mujer sexy y seductora que sirve como modelo de identidad para millones de mujeres que buscan acceder a esta imagen a través del consumo. bienes y/o servicios promocionados a través de esa imagen.

Se examina el poder e influencia de los medios de comunicación de masas en el comportamiento humano en el fenómeno psicosocial de la moda, que regula las reglas del juego en cuanto al “disfraz”, orientando el comportamiento de consumo de una gran parte de la población.

La definición de sexo es una parte importante de la publicidad con su propósito, consumido dentro de lo sociocultural, género-representativo, que permite a través de la publicidad resaltar las características secundarias de género de las mujeres, a través de imágenes y combinaciones de ropa.